"El último combatiente", de Maximiliano Rodríguez Vecino

Les comparto mi opinión acerca de "El último combatiente", de Maximiliano Rodríguez Vecino ⚔️

5/5 🌟

El protagonista, Néstor Bandama, un inspector de policía, se encuentra tras la pista de un asesino en serie que lleva años actuando impunemente en las paradisíacas Islas Canarias, atacando específicamente a turistas ingleses. Su padre fue policía y dejó inacabado un trabajo donde investigaba lo mismo, treinta años atrás: de golpe aparecen nuevas pistas que seguir. Al no ser suficientemente sólidas, Néstor deberá convencer a su equipo de retomar el caso, confiando en el intachable trabajo de su padre y volver a salir detrás de los pasos de este asesino implacable, inteligente e impulsado por un oscuro deseo de venganza.

Al contrario de lo que suele suceder con este tipo de personajes relacionado con las fuerzas de la ley, Bandama es un hombre alcohólico, adicto al juego, un nuevo millonario que no puede disponer de su fortuna como quisiera, homofóbico, dueño de una masculinidad muy frágil y capaz de maltratar psicológicamente a cuanta persona se cruce en su camino. Los personajes femeninos son vistos por él como un simple objeto de deseo, prácticamente como molestias que distraen, romantizando las relaciones tóxicas. Los demás quedan relegados a un lugar secundario, según las necesidades de autoafirmación del protagonista. En resumen: estamos ante un personaje principal real, con un montón de miserias y problemas, con características comunes a cualquier ser humano, al igual que en el caso de su mejor amigo, Paco, un hombre tartamudo. Debo decirles que me costó acostumbrarme a los diálogos cuando aparecía; finalmente me pareció un auténtico acierto, algo que dota a la narración de gran originalidad: Paco está ahí, en parte, para demostrarnos que no existen obstáculos imposibles de salvar. Así lo sentí, es el más entrañable para mí.

En el transcurrir de las páginas seguiremos los pasos de Néstor, mezclando su trabajo policial con su vida personal, claramente afectada por su alcoholismo y amor por el juego. El autor logra que nos compenetremos tan bien con la historia que Bandama logrará tanto conmovernos como sacarnos de quicio, más de una vez: tengan paciencia. 

Si bien la parte criminológica y la construcción del personaje antagonista quedan, de alguna manera, relegados a un segundo plano, la novela está perfectamente construida y detallada. Maximiliano logra crear un thriller trepidante, de capítulos cortos, de lectura ágil, bien escrito y estructurado, con un gran trabajo de investigación de fondo. El ritmo va acelerando conforme avanzamos en la historia y el remate es, sencillamente, sorprendente, difícil de explicar sin arruinarles la expectativa: puedo decirles que, sobre todo si son argentinos como yo, quedarán con el corazón hecho trizas en la mano... No habría esperado jamás un giro tan especial. 

Estoy más que agradecida de que este libro haya llegado a mis manos, sin dudas es de mis mejores lecturas de 2020. Absolutamente recomendable

⚠️Pueden conseguirlo mediante Amazon, Serial Ediciones, La casa del libro e incluso Mercado Libre. No se lo pierdan 😉

Comentarios

Popular

"Misiles, crónicas de un amor roto", de Jessica González

"El fusilado. Meditación ante la muerte", de Jorge Vicente Schoo